EJERCITANDO TU FE COMO LÍDER 2

La fe es la garantía de lo que estamos esperando, teniendo la certeza de algo que no se ve. La fe es lo que le agrada a Dios, porque creen y actúan conforme.
1 Sep 2016

La fe es en moción, no es una emoción

SEGUNDA PARTE

Septiembre 2016

“Por eso mantenemos siempre la confianza, aunque sabemos que mientras vivamos en este cuerpo estaremos alejados del Señor. Vivimos por fe, no por vista”. 2 Corintios 5:6-7

La fe es bastante más que un tema que predicamos, es algo que vivimos. Es como vivimos, en quien creemos y porque hacemos lo que hacemos. La fe es una decisión basada en algo a lo que le tenemos una confianza firme. La fe es la garantía de lo que estamos esperando, teniendo la certeza de algo que no se ve. La fe es lo que le agrada a Dios, porque creen y actúan conforme.  

Solo tengo fe cuando mi creencia es ejercitada. No puedo decir que tengo fe y no hacer algo conforme. La fe actúa porque está convencida que lo que Dios ha prometido, él es capaz de cumplir, sólo ando y hago conforme su promesa. Por fe Abel ofreció un sacrificio. Por fe, Noé construyó el arca para salvar a su familia. Por fe, Abraham salió de la casa de su padre.

“Contra toda esperanza, Abraham creyó y esperó, y de este modo llegó a ser padre de muchas naciones, tal como se le había dicho: « ¡Así de numerosa será tu descendencia!» 19 Su fe no flaqueó, aunque reconocía que su cuerpo estaba como muerto, pues ya tenía unos cien años, y que también estaba muerta la matriz de Sara. 20 Ante la promesa de Dios no vaciló como un incrédulo, sino que se reafirmó en su fe y dio gloria a Dios, 21 plenamente convencido de que Dios tenía poder para cumplir lo que había prometido.” Romanos 4:18-21

Abraham, con como 100 años de edad, estaba demostrándose joven con su esposa de 90 años de edad, para que tengan un embarazo, conforme lo que Dios le había prometido, desde hace tantos años. Dios hizo Su parte, pero también, Abraham y Sara, tenían que hacer su tarea. La fe es echar la red cuando Dios promete una pesca numerosa. La fe es en moción, no una emoción.

Frente a las noticias y reportes negativos, que van en contra de lo que Dios te había prometido, tú fe como líder sigue empujándote hacia adelante, para que estés convencido de algo que no has visto, pero estás seguro que Dios es fiel y va cumplir lo que te ha dicho. El progreso no está dado por las condiciones externas, sino por las decisiones internas tuyas.

Por eso hay personas que, a pesar de haber atravesado buenos tiempos, no han progresado en su vida debido a que no han actuado por fe y con sabiduría. Ellos observaron sus alrededores y se estancaron en duda porque su situación les decía algo contrario de lo que Dios les había prometido. La fe vence las emociones y activa la promesa, porque estás convencido de algo.

Muchos líderes no alcanzan las promesas que Dios les había soltado porque en lugar de bendecir, como Isaac bendijo a Jacob y a Esaú, maldicen sus vidas con malas confesiones y acciones. Como Moisés, en lugar de renunciar a su llamado como hijo de la hija del Faraón, ellos quisieron los beneficios de la promesa, sin dejar la riqueza física para andar por fe en la promesa.

Intimidad e Integridad,

Dr. Andrew y Tiffany Bucksot