Las Culturas Comunes y Corregibles IV

“Que el Dios y Padre nuestro, y nuestro Señor Jesús, nos preparen el camino para ir a verlos. Que el Señor los haga crecer para que se amen más y más unos a otros, y a todos, tal como nosotros los amamos a ustedes..."
1 Abr 2019

Las Culturas Comunes y Corregibles IV

La cultura determina el desarrollo

“Que el Dios y Padre nuestro, y nuestro Señor Jesús, nos preparen el camino para ir a verlos. Que el Señor los haga crecer para que se amen más y más unos a otros, y a todos, tal como nosotros los amamos a ustedes. Que los fortalezca interiormente para que, cuando nuestro Señor Jesús venga con todos sus santos, la santidad de ustedes sea intachable delante de nuestro Dios y Padre.” 1 Tesalonicenses 3:11-13

Como hay tantas y distintas culturas entre ciudades, naciones, grupos de gente, continentes y en el mundo, hay culturas en el área del liderazgo y en los negocios. Cada cultura se establece por los que operan dentro de la misma cultura. Por lo regular es el liderazgo lo que determina la cultura de una organización o negocio. Por eso, todo sube o baja en cuestión de liderazgo.

Pablo el Apóstol decidió establecer una cultura dentro del Evangelio basada en el buen trato y cuidado de la gente.  El trato con el que trató a la gente era y es para amarles con el amor de Cristo, tal cual era y es amado por Dios. Esa clase de amor es lo que le dio fortaleza y abrió la puerta espiritual para seguir amando a los demás.

Pablo entendió que esto sería su cultura para establecer. Y esto, en realidad, debe ser nuestra cultura de operación. Por ejemplo, una escuela, una institución una empresa, un equipo deportivo, un hospital, un grupo político, un ministerio y toda clase de grupo de gente, que sea grande o pequeño tienen un patrón de operación.

Esto es la realidad y la manifestación de la cultura que abrazan y la cultura que rechazan.  La cultura puede ser algo que impide el desarrollo, el crecimiento y el avance. La cultura del reino de Dios es una cultura basada en el amor de Dios para con Cristo y es la misma clase de amor de Cristo para con nosotros y nosotros para con los demás.

También, la cultura puede ser algo que promueve el desarrollo, el crecimiento y el avance. Cada cultura es vista en el nivel y la operación de los involucrados. El patrón de comportamiento y creencia revela la clase de cultura que tal organización tiene o apoye. El problema con muchas culturas es que todos quieren mejorar sin cambiar la cultura.

Cuando alguien es de una cierta cultura de un tipo de trato humano de tal nivel de profundidad de amor, respeto y honor, es muy notable cuando está en otro ambiente donde esa misma clase de amor, respeto y honor no es expresado. Por eso hay tantos reinitos humanos, o reinitos religiosos que quieren expresar algo grande, cuando su expresión es limitada y muy humana.

Intimidad e integridad,
Dr. Andrew y Tiffany Bucksot