Las Culturas Dan Vida o Dan Muerte VIII

Los mejores líderes son gente que da vida

En Mateo 5:9 Jesucristo menciona lo que es ser un pacificador. Siendo el pacificador significa que el líder principal tiene que ponerse entre los conflictivos y buscar la manera, y a veces es pura gracia, para reconciliar a los que están en polos opuestos en el pensar. El pacificador es él que da vida en las circunstancias muertas y no productivas.

En la cultura tóxica, si los involucrados pueden lograr humillarse lo suficiente para trabajar juntos podrían empezar a crecer y ver muchos buenos resultados. El pacificador es la persona que ve oportunidad de vida, habla las posibilidades de vida y ofrece las realidades de vida a los que han estado viviendo sin posibilidades.

 

La cultura tóxica es la cultura donde se mueren los grandes sueños y las grandes visiones. Es donde grandes líderes nunca se desarrollan. Es donde muchos tiran la toalla. Hay demasiado chisme y un alto nivel de fracaso. Es en donde un grupo u organización podría crecer si crece por encima de sus propias inseguridades y niñerías personales.

Cada grupo y organización va enfrentar lo que es la cultura tóxica en varias etapas de su existencia, pero por seguro, cada grupo y organización va morir si no la vence. Solamente con un líder maduro y seguro puede una organización vencer una cultura tóxica. ¿Qué clase de líder eres? ¿Qué tipo de organización deseas tener? ¿Estás listo para vencer lo tóxico?

¿Qué puede hacer un líder para vencer la cultura tóxica? La primera cosa es reconocer y admitir que su organización se encuentra en la cultura tóxica, esto es un gran logro. Los demás pueden verlo claramente, pero si el líder no lo reconoce, no habrá mucha esperanza para su grupo u organización. La segunda cosa es identificar quienes son los intoxicados.

En tu organización no tengas miedo de hablar con claridad a cada uno que crees que está trayendo su inseguridad personal al ambiente del grupo. Una persona tóxica puede ocasionar mucha distracción. Una persona tóxica siempre va afectar a una persona insegura. No hay falta de inseguridades e incertidumbres entre la gente de una organización.

La tercera cosa que un líder debe hacer para vencer la cultura tóxica es hablar individualmente y en grupos pequeños, con los involucrados, para comunicar lo obvio. No tengas miedo de hablar de lo difícil y lo complicado. Entre más tiempo pasa, más va crecer el problema. Los líderes grandes toman el gran riesgo de hablar de temas difíciles.

Intimidad e integridad,
Dr. Andrew y Tiffany Bucksot 

 

A %d blogueros les gusta esto: