Una Cultura De Honor

CARTA DE LIDERAZGO – JULIO 2011

LÍDERES DE HONOR SON LÍDERES QUE HONRAN – Parte II

El honor no es fácil de expresar. Cuando tenemos una cultura que está enfocada en suplir nuestras necesidades en lugar de hacer todo lo posible para que otros se levanten y crezcan, entonces estamos formando una cultura egoísta e indiferente a lo que otros están enfrentando.

Hay los que no honran pero desean ser honrados, pero esto no es un principio del Reino de Dios. En el Reino de Dios nos humillamos delante de Él y nos levanta en nuestro debido tiempo. No buscamos ser honrados, sino que honramos primero.

La verdad acerca del honor es que tiene que ser cultivado y expresado en nuestra vida. El honor no es, “Mío, quiero, es que él, o ella, ellos siempre, no me gusta porque, es que no estoy de acuerdo, yo pienso que están mal, tengo problemas y todo los demás pretextos.” 

El honor es expresar el amor aunque prefieras no hacerlo. Cristo honró a su Padre yendo a la cruz. No era preferible, pero era necesario. Para encontrar la vida es necesario perderla. Lo opuesto de los sentidos humanos comunes es el honor. Honor es honrar a Dios y a otros primero. 

Para encontrar la vida es necesario perderla. Honor es el opuesto de los sentidos humanos comunes. Honor es honrar a Dios y a otros primero. 

Para iniciar una cultura de honor en tu vida y en tu liderazgo es importante saber algo.

  1. Honor requiere madurez espiritual
  2. Honor es una expresión de humildad
  3. Honor tiene un precio de perdón a otros
  4. Honor quiere hacer algo extra para otros
  5. Honor sabe encontrar algo bueno en otros

 

Crece profundo para correr fuerte,
Dr. Andrés Bucksot

 

A %d blogueros les gusta esto: