EL ENFOQUE PRINCIPAL II

Isaías 11:6 “Y reinarán en tus tiempos la sabiduría y la ciencia, y la fuerza de la salvación: el temor de Jehová será su tesoro”.

 

Con todas las luchas y las batallas que varios creyentes están enfrentando alrededor del mundo, es impresionante como la palabra eterna de Dios sigue motivándonos de la realidad de que Dios es el Señor soberano sobre todo. Estoy recibiendo muchos emails de personas que han estado sufriendo muchos fuertes ataques de parte del enemigo, pero respondo que es Cristo quien es la fuerza de nuestra salvación.

 

No hay nadie ni nada fuera de Su control ni de Su vista. Cuando nos mantenemos enfocados en esa realidad, es asombroso como Dios nos revela sobre cómo debemos vivir la vida que nos ha planeado. Usted y yo hemos estado llamados para vivir una vida victoriosa en Cristo, y cuando lo captamos, lo viviremos.

 

Es evidentemente claro que el versículo mencionando hace referencia de los tiempos de Cristo Jesús así como sobre del futuro de la historia de Israel y la iglesia de los gentiles, y al mismo tiempo cada uno de nosotros podremos tomar esa palabra como una palabra profética personal.

 

Vamos a investigar brevemente el segundo punto principal de lo que habíamos mencionado hace dos meses atrás. Espero que esta atento a lo que nos habla el Espíritu de Dios para nuestras vidas hoy en día. Este punto nos va a brindar mucha luz a la realidad de que es Cristo, la fuerza de nuestra salvación.

 

Punto #2 – La fuerza de la salvación:

 

Estos son los días cuando Dios ha estado derramando la fuerza de Su salvación, eterna y natural, como nunca antes. Hay multitudes de gente entregándose a Dios alrededor del mundo como nunca antes en la historia del cristianismo. Así mismo, los que ya son Suyos han estado experimentando Su provisión, amor y poder en maneras impresionantes. Dios es un Dios de milagros, señales y prodigios. El sigue confirmando Su palabra en las vidas de los que le aman y que le temen.

 

  1. “Y los salvará en aquel día Jehová su Dios como á rebaño de su pueblo: porque serán engrandecidos en su tierra como piedras de corona”. Zacarías 9:16

 

Aquel día es hoy. Salvación suya es hoy. Con Dios, lo que usted necesita lo necesita hoy mismo, no mañana. Por la fuerza de Su mano poderosa, Dios está listo para salvar, rescatar y liberar. No se espere. Corra a Dios con su corazón abierto y listo para experimentar algo dinámico y glorioso. ¿Esta usted listo para entregarle a Dios más de su vida para ver la mano poderosa de Dios sobre su vida nuevamente?

 

Si usted no es parte de un ministerio como lo de La RIM, que tiene un deseo para ayudarle alcanzar todo el potencial que Dios le ha dado, entonces busque uno. Como Dios sigue avanzando, usted y yo debemos estar avanzando. No se espera. Aprovecha que hay gente que realmente le interesa la vida y que quieren lo mejor para usted. Estamos a su lado.

 

 

Crece profundo para correr fuerte,

 

 

Dr. Andrés y Tiffany Bucksot

Deja un comentario

This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.
¿Necesitas ayuda?